Diseñe su Plan de Emergencias de la mano de SGE

¿Cuenta ya su empresa con el Plan de Emergencias solicitado por el Ministerio de Salud? Según lo define la Comisión Nacional de Emergencias, el Plan de Emergencias es el producto de una serie de análisis, observaciones y evaluaciones planificadas que son dirigidas y calendarizadas en un documento; este documento sirve como guía para las fases de prevención, mitigación, preparación, respuesta y rehabilitación. Estas acciones deben llevarse a cabo frente a situaciones de emergencia o de inminente desastre.

En SGE contamos con 3 etapas para lograr un Plan de Emergencia acorde a las necesidades y requerimientos de cada empresa:

I Etapa: Evaluación y planificación

Se observan y se estudian las condiciones de riesgo que presenta el centro de trabajo, tanto a nivel externo como interno para determinar los peligros potenciales y situaciones que deben considerarse durante una emergencia y que podrían provocar daños a las personas, instalaciones y sistemas de la empresa. De esta manera, se recopila el material necesario para proponer las medidas correctivas para enfrentar esos riesgos.

II Etapa: Implementación del Plan de Emergencia

Se nombra un Comité de Emergencias y se definen sus funciones. Este comité es el responsable de coordinar la ejecución de las actividades que se deben realizar antes, durante y después de la emergencia o desastre. También se pone en marcha el plan de evacuación que debe considerar toda la información que se generó en la Etapa I de este proceso.

III Etapa: Verificación de la adecuación de los planes de emergencia y esquemas de seguimiento

Se definen los tipos de evaluación que se emplearán para determinar la funcionalidad, alcances y limitaciones del Plan de Emergencia y de esta manera se podrán determinar las correcciones que se deben hacer. Esta etapa también incluye una descripción de las acciones que se llevarán a cabo para la rehabilitación y reconstrucción de los servicios y un calendario de trabajo donde se establezcan las fechas para el acondicionamiento y reparaciones que se realizarán con el objetivo de minimizar la vulnerabilidad de las instalaciones, así como adquisición e instalación de equipos necesarios para enfrentar la emergencia.

Es importante que las empresas sepan que un Plan de Emergencia a la medida le permite un retorno de la inversión reflejado en los ahorros asociados a primas de seguros, incapacidades, multas, sanciones, entre otros.

La inversión y duración del proyecto dependerá del tamaño y ubicación de la compañía. Contáctenos y con gusto le prepararemos una propuesta de trabajo.